jueves, 21 de febrero de 2013

LA RED HARTMANN: UNA EXPLICACIÓN CIENTÍFICA DEL FENG-SHUI







Ernst Hartmann, médico alemán, fue el verdadero padre de las investigaciones modernas sobre el campo energético de la tierra. 

Durante más de 10 años elaboró un estudio sobre las influencias en el ser humano del medio ambiente.
En 1935 y tras numerosas experiencias, llegó a la conclusión de que la salud física y mental de las personas depende en gran manera del luar en el que viven.

Concluyó que la tierra esta recubierta de una red global de ondas fijas que parecen ser producidas por una radiación terrestre, que proviene del interior del planeta y que se ordena en forma de retícula a su paso por la corteza terrestre.


Estas líneas se orientan en función de los polos geomagnéticos. Tienen 25 cm. de espesor y se separan 2,5 metros de forma paralela, las que van de NORTE A SUR y 2 metros las que discurren de este a oeste.

Bien, ¿y como influyen estas supuestas líneas en nuestra salud?

Las líneas por si solas no son problemáticas, su radiacción es demasado débil para afectarnos. No obstante, cada cuadrícula que forman parece ser que en su interior el organismo de un indivíduo experimenta unas costante biológicas más armonizadas.
Sin embargo, los cruces de estas líneas desprenden una mayor energía negativa hacia el entorno.
Vamos a llamar a esta energía por su nombre: CORRIENTES TELURICAS.
LA ENERGÍA TELURICA es electromagnética y del tipo gamma. Parece ser que es generada por el núcleo semi-fundido de la tierra, genera con un movimiento de convección una corriente electromagnética que recorre las diferentes capas de la corteza terrestre hasta su superficie.


La tierra y la atmósfera actúan como un condensador donde la tierra está cargada de ionización positiva y la atmósfera de positiva en su capas altas.
Y nosotros en medio con todo lo que ello conlleva.
Los antiguos chinos preconizaban que la tierra era un organismo vivo. Y como tal era capaz de generar energías de diferente tipo, que en ocasiones hacen que la tierra se autoregule, provocando eso que conocemos como terremotos, huracanes, etc.. Hago esta pequeña mención porque estamos hablando de la explicación "científica" del FENG-SHUI.

Cuando realmente son nocivas es al interaccionar las energías (-)Tierra y (+9) Aire, con la energía de corrientes de AGUA subterráneas o fallas geológicas, FUEGO. Nos va sonando algo, ¿verdad?.
Científicamente diremos que se produce una mayor ionización positiva y se liberan importantes cantidades de gas Radón.
Si se construye en alguno de estos lugares (a este respecto os aseguro que en Alemania, la legislación lo contempla perfectamente)corremos el riesgo de padecer trastornos psicofísicos en nuestra salud. Son los lugares llamados GEOPATÓGENOS.Y esto no es niguna fábula.
Por lo general se comienzan a apreciar los efectos nocivos sobre los 3-4 años de estar viviendo en uno de estos lugares, aunque no se excluye que empiecen antes, dependiendo de la intensidad de tales energías.

En la naturaleza encontramos los BIOINDICADORES. Los animales son magníficos en esto.
Se ha constatado que perros, vacas, ovejas, cabras, caballos, aves de corral, elefantes y roedores, identifican muy rápido estos lugares y los esquivan de inmediato.
En cambio, el gato, algunos tipos de hormiga, cucarachas, lechuzas y abejas entre otras sienten agrado y atracción hacia ellas. Los escarabajos y termitas también son atraidos por ellas, así como los prásitos y microbios.

Las plantas también nos avisan con eficacia.El ROBLE y el sauce, LOS ABETOS parece que adoran estas líneas. PINOS, ABEDULES, FRUTALES por el contrario no prosperan en ellas.
Un dato cierto: Allí donde veais un roble centenario con salud, EXISTE UNA
 DE ESTAS LÍNEAS.

Entradas populares

TU BÚSQUEDA

Mi lista de blogs